La mujer que el pasado jueves mató de un puntazo a su pareja en la casa en la que convivían en el departamento mendocino de Luján de Cuyo fue imputada  del delito de homicidio agravado por la relación de pareja y continuará detenida, informaron fuentes judiciales.

Se trata de Patricia Garnica (33), quien recibió la imputación de parte del fiscal de Homicidios Flavio D´amore, por el crimen de Cristian Guevara (38).

A partir de la imputación, la mujer puede ser sometida a una serie de medidas procesales que podrán determinar si actuó en legítima defensa.

En tanto, una revisión médica efectuada por el Cuerpo Médico Forense constató que Garnica presentaba heridas recientes en brazos, espalda y cabeza, que marcarían los maltratos a los que era sometida por parte de Guevara, con quien tiene un hijo en común.

Esos análisis físicos sumados a los testimonios de los vecinos apuntan a que el hombre ejercía violencia de género sobre la imputada.

Según las fuentes, todo comenzó el jueves en una casa situada en Congreso de Tucumán y San Martín, de Luján de Cuyo, unos 20 kilómetros al sudoeste de la capital mendocina, cuando Garnica se defendió de una agresión por parte de su pareja.

En esas circunstancias, la mujer le aplicó un puntazo en el pecho que le provocó la muerte a Guevara en el lugar.

De acuerdo al relato de los vecinos de la pareja, la mujer era agredida diariamente, y tras una nueva discusión entre ambos, se defendió con un cuchillo de cocina.