El choque del intendente de Tunuyan, Martín Aveiro, en un vehículo oficial, deja ver la impunidad con la que se mueve alguna parte del sector político de la provincia de Mendoza.

El hecho ocurrió en el día de Navidad en horas de la tarde. Según fuentes policiales Aveiro circulaba en dirección este-oeste por calle Crayon en el distrito de La Primavera a bordo de una Chevrolet S10 color gris y chocó contra una camioneta Ford Ranger roja. Ambos conductores resultaron ilesos.

Según informó diario El Sol, Aveiro comentó, “fue una desgracia con suerte”. Pero en realidad la desgracia con suerte la tuvo la conductora de la Ford Ranger involucrada en el accidente, que resultó ilesa.

Pero sobre el intendente recae la irresponsabilidad de manejar un vehículo oficial el día de Navidad.

Ante esta situación surgen muchas preguntas, que quizás nunca tengan respuestas, sencillamente porque estas dependen de Aveiro.

¿Qué hacia el intendente manejando un vehículo oficial el día de Navidad? Quizás la respuesta sea que estaba trabajando.

Pero en las imágenes se lo ve de pantalón corto, remera y ojotas. Con las nuevas leyes, ¿se puede manejar de ojotas?

Este medio consultó a algunos chóferes profesionales y la respuesta fue NO.

Para manejar vehículos oficiales se necesita una autorización ¿Aveiro contaba con esta autorización? No se sabe.

En contacto con chóferes de la municipalidad “en off” nos comentaron que, para manejar un vehículo oficial, se debe contar con carnet profesional. ¿Aveiro cuenta con carnet profesional?

¿Quién pagará los daños del vehículo oficial? ¿Lo hará el intendente de su propio bolsillo o lo pagará el pueblo de Tunuyan?

Y lo último: ¿Es cierto que en el auto oficial había una pequeña heladera que desapareció luego del accidente?

Quizás muchos de nuestros lectores piensen que tenemos alguna animosidad contra el mandatario municipal. Cosa que no es así.

El objetivo de esta nota es mostrar la impunidad con la que se mueven ciertas personas del ámbito político de la provincia, en este caso Aveiro.

Muchas son las preguntas que no tienen respuesta ante un hecho de Irresponsabilidad como el del intendente de Tunuyan.