El presidente electo Alberto Fernández advirtió que Argentina y México tienen “todas las condiciones para hacer un eje que a tantos preocupa y a nadie debería preocupar, porque no es para molestar ni perjudicar a nadie, sino para darle al continente la igualdad que no tiene”.

En ese aspecto, Fernández abogó por “garantizar” en la región “la democracia que a veces no funciona lo bien que quisiéramos que funcione, pero por sobre todas las cosas para sacar del pozo de la pobreza a los que hoy están sumidos allí”.

Lo dijo en una conferencia magistral brindada en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en el penúltimo día de su visita a ese país.